Construyen un dominó gigante con ladrillos, ideal para los amantes de la perfección