Una niña de seis años con cáncer muere tras ser rechazada en un tratamiento experimental