Dispara siete veces a su novio en los genitales al creer que tenía un romance