Disparatada huida de una conductora ebria: no hay nada que le impida el paso