Comida sana y ejercicios, la mejor dieta tras los excesos navideños