Niños con síndrome de down en la pasarela para reinvindicar su lugar en la sociedad