Tener activa la mente y evitar el estrés, clave contra el Alzheimer