Desmantelada una banda de mafiosos que coaccionaban a sus inquilinos ilegales