Un 'chupa-chup' para mejorar la calidad de vida de los pacientes de quimioterapia