Denuncian la masificación de mafias que alquilan pisos okupados a inquilinos