Denuncian el aumento de las quejas y muertes por los recortes sanitarios