Demi Lovato no podía estar más de una hora sin consumir cocaína