Declarado inocente después de ir a la cárcel por confiscarle el móvil a su hija