Declaraciones frías y contradictorias de los guardias urbanos acusados de asesinato