Debbie Reynolds pudo morir del ‘síndrome del corazón roto’