Quemó viva a su mujer y le dijo al juez que ella estaba haciendo un sándwich