Sólo el 4% de los DNI electrónicos se utilizan para interactuar con la Administración