Curiosos, manifestantes y turistas: el público del cumpleaños de la Constitución