Cuelgan los abrigos en el norte de España