Cuchillos, bates de béisbol, palos y protectores corporales, así fue la pelea entre los ultras en Alicante