Veinte refugiados llegan a España con la esperanza de cambiar radicalmente sus vidas