Crean unos brazos robotizados que usan el pensamiento de los pacientes