Mas ve "ridículo" convocar la Comisión antiviolencia tras la pitada al himno