La Consejería de Interior de Cataluña estudia si prohíbe las pelotas de goma