La publicidad de un 'sex shop': "Los seres humanos no están completos por sí mismos"