La Concha de San Sebastián amanece helada tras una gélida noche