Comer o inhalar desinfectante, de moda entre los jóvenes