Polémico descuento de un 10% de un restaurante solo a los clientes blancos