Las tablets llegan a los centros escolares