A cuatro días de la venta de entradas, largas colas para no perderse el carnaval de Cádiz