Muere un jugador de 27 años tras desplomarse durante un partido en Argentina