Una niña de ocho años vence un extraño cáncer después de tres años de lucha