Científicos españoles descubren que una proteína influye en el desarrollo del cáncer