Vive durante 27 años aislado en un bosque