El pueblo albaceteño de Chinchilla de Montearagón, orgulloso de sus campeonas