El padre Román dice que sólo sentía "amor fraterno" por el denunciante