Veinte meses sin pistas de Caroline, la joven desaparecida en Sabadell