Los carboneros, un oficio en vías de extinción