Una nueva vacuna contra el cáncer de pulmón ralentiza la progresión de la enfermedad