Un enfermo de terminal cumple su sueño y ve la última entrega de Star Wars