Un centenar de vecinos acude a Can Vies con herramientas para reconstruirlo