El Ayuntamiento de Barcelona advierte: el tiempo de diálogo con Can Vies "se acaba"