La Camilo José Cela, inundada de periodistas para consultar la tesis de Sánchez