Un hospital infantil de Las Palmas, sin aire acondicionado en plena ola de calor