No sabemos cómo es un CIE por dentro, el Gobierno no deja a los periodistas acceder