Buscan dónde acoger a los cientos de inmigrantes que han llegado por mar y tierra