Las víctimas de Tordómar fallecieron por asfixia por inhalación de gas