El incendio en la casa rural de Burgos se originó por una chispa que saltó al sofá