Resuelto el misterio del gato verde de Varna