El derbi de los montajes y las bromas de la final de la Champions se juega en las redes